El interior de la Tierra se está enfriando más rápido de lo calculado

La vida ha podido originarse y crecer en la Tierra en parte porque nuestro planeta se ha ido enfriando con el tiempo.

Inicialmente, la Tierra estaba cubierta casi por completo por un profundo océano de magma. A lo largo de millones de años, la superficie del planeta se enfrió hasta formar una corteza frágil. Sin embargo, la enorme energía térmica que emana del interior de la Tierra puso en marcha procesos dinámicos, como la convección del manto, la tectónica de placas y el vulcanismo.

Pero, ¿se ha producido el enfriamiento al mismo nivel más allá de la zona del manto y en el núcleo? Para responder a esta pregunta, un equipo de investigadores de la ETH de Zúrich ha realizado un nuevo estudio.

¿Qué tiene que ver la conductividad térmica de los minerales?

Una posible respuesta puede estar en la conductividad térmica de los minerales que forman el límite entre el núcleo y el manto de la Tierra. Los investigadores creen que es muy importante estudiar la conductividad térmica de los minerales en el límite entre el núcleo y el manto de la Tierra para obtener respuestas. Aquí es donde la roca es mucho más viscosa y está en contacto casi directo con el material fundido, principalmente hierro y níquel, en la parte exterior del núcleo. Sin embargo, los propios científicos tienen grandes dificultades para entender el nivel de temperatura de esta zona, especialmente de la bridgmanita, un mineral que forma esta capa límite.

La tasa de enfriamiento de la Tierra es mayor

Utilizando sofisticados métodos de medición, el equipo de investigación de la ETH, dirigido por el profesor Motohiko Murakami, ha llegado a la conclusión de que el nivel de conductividad térmica de la bridgmanita es al menos 1,5 veces mayor de lo que se suponía. Esto significa que el flujo de calor, y por tanto la pérdida de calor, de la zona limítrofe entre el núcleo externo y el manto es mayor que lo calculado anteriormente.
Esto significa también que el mayor flujo de calor debe ir acompañado de una mayor tasa de enfriamiento. Este rápido enfriamiento del manto transforma la bridgmanita en un mineral post-perovskita y esto enfría el manto aún más rápido ya que este mineral conduce el calor de forma aún más eficiente.

¿Se detendrán las corrientes de convección del manto en el futuro?

Murakami explica que estos resultados parecen sugerir que nuestro planeta, y probablemente los demás planetas rocosos del sistema solar, especialmente Marte y Mercurio, se están enfriando mucho más rápido de lo que se había calculado. Es probable que las corrientes de convección del manto se detengan en el futuro, pero es difícil saber cuánto tiempo pasará. También hay que tener en cuenta la desintegración de los elementos radiactivos que, sin embargo, están presentes en estas capas de nuestro planeta, ya que también son una importante fuente de calor.

«Este sistema de medición nos permitió demostrar que la conductividad térmica de la bridgmanita es aproximadamente 1,5 veces mayor de lo que se suponía«, afirma Murakami. Esto sugiere que el flujo de calor desde el núcleo hacia el manto es también mayor de lo que se pensaba. Un mayor flujo de calor, a su vez, aumenta la convección del manto y acelera el enfriamiento de la Tierra. Esto puede hacer que la tectónica de placas, que se mantiene en marcha gracias a los movimientos convectivos del manto, se desacelere más rápido de lo que los investigadores esperaban basándose en los valores anteriores de conducción de calor.

Murakami y sus colegas también han demostrado que el rápido enfriamiento del manto cambiará las fases minerales estables en el límite entre el núcleo y el manto. Cuando se enfría, la bridgmanita se convierte en el mineral post-perovskita. Pero en cuanto la posperovskita aparece en el límite entre el núcleo y el manto y comienza a dominar, el enfriamiento del manto podría acelerarse aún más, estiman los investigadores, ya que este mineral conduce el calor de forma aún más eficiente que la bridgmanita.

«Nuestros resultados podrían darnos una nueva perspectiva sobre la evolución de la dinámica de la Tierra. Sugieren que la Tierra, al igual que los otros planetas rocosos Mercurio y Marte, se está enfriando y volviéndose inactiva mucho más rápido de lo esperado«, explica Murakami.

Edición Cultura

A propósito

Cuestiones meteorológicas y medioambientales

Últimas noticias

El tiempo en España

El tiempo de mañana en tu ciudad, con actualizaciones minuto a minuto.