¿Cómo pueden ser sostenibles las ciudades?

Con la necesidad de convertir los regímenes de producción actuales en una economía circular, desde un aire más limpio hasta un transporte más limpio, Europa ha fijado ambiciosos objetivos medioambientales y climáticos.

Las ciudades, donde vive la gran mayoría de los europeos y donde se produce más contaminación que en las zonas remotas, tienen un papel decisivo en la consecución de los objetivos de sostenibilidad fijados por Europa. La verdadera cuestión es cómo las ciudades pueden llegar a ser sostenibles.

Tallin, la capital de Estonia, fue nombrada recientemente ganadora del premio Capital Verde Europea 2023, uniéndose a otras ciudades europeas como Estocolmo, Hamburgo, Copenhague, Grenoble, Liubliana, Lisboa y Lahti.

El premio Hoja Verde 2022, para ciudades con una población de entre 20.000 y 100.000 habitantes, fue para Valongo (Portugal) y Winterswijk (Países Bajos). ¿Dónde están las ciudades españolas? Muchas ciudades europeas se están embarcando en el objetivo de lograr la sostenibilidad al tiempo que se preparan para los retos del futuro. Sin embargo, el camino hacia la sostenibilidad urbana no es tan fácil, si trasladamos el concepto a nuestras ciudades.

Aproximadamente tres de cada cuatro habitantes de Europa viven en ciudades: las ciudades son ecosistemas complejos, que reúnen a las comunidades y al medio ambiente en un contexto vivo y en evolución, y que se enfrentan a importantes retos urbanos. Las ciudades europeas son centros sociales, culturales y económicos que deben estar bien integrados en su entorno. Así, cada ciudad de Europa es única, gracias a su historia, su geografía, sus costumbres y sus sistemas sociopolíticos. Por lo tanto, los retos a los que se enfrentan las ciudades varían significativamente según el país y el contexto en el que se encuentren.

El Índice Europeo de Calidad del Aire y el Mapa Visual de la Calidad del Aire Urbano en Europa muestran que no todos los europeos respiran el mismo aire y que esto tiene diferentes causas y consecuencias. Otros indicadores muestran que las distintas regiones y ciudades se verán afectadas de manera diferente por el cambio climático en función de su ubicación geográfica. Las ciudades costeras, especialmente en el noroeste del Atlántico, se enfrentarán a un mayor riesgo de mareas de tempestad, mientras que otras del sur podrían sufrir escasez de agua o incendios forestales. Los estudios demuestran que algunas comunidades y grupos, sobre todo los ancianos, son más vulnerables, ya que pueden verse más afectados por múltiples riesgos ambientales, como la contaminación atmosférica o acústica.

¿Qué es una ciudad sostenible?

La ciudad sostenible es el modelo de organización que hace que los espacios sean más eficientes, digitales, habitables y estén integrados entre sí. Cuando se habla de ciudades sostenibles y ciudades circulares, no se pueden ignorar los Objetivos de Desarrollo Sostenible definidos por los 193 países miembros de la ONU en 2015.

Entre los objetivos comunes que los países se han comprometido a alcanzar para 2030 está el de hacer que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, duraderos y sostenibles. La ciudad inteligente está llamada a gobernar la transición que llevará a casi el 60% de la población mundial a vivir en zonas urbanas en 2030.

Una vez aclarado el significado de una ciudad sostenible, es posible cribar los requisitos que hacen de una ciudad inteligente una ciudad inteligente. Estos son ambientales, culturales y sociales. Uso del Internet de las Cosas: el IoT asegura la gestión integrada y el control remoto de los electrodomésticos, ayudando a optimizar el consumo. El Internet de las cosas también permite controlar la calidad del aire, el agua y la temperatura. Ahorro de energía: utilizar tecnologías aplicadas como la solar térmica, la fotovoltaica y los sistemas microeólicos. Transición progresiva hacia la movilidad sostenible, que se aplicará también a través de servicios compartidos y taxis eléctricos. Trabajo inteligente: instar a la fórmula para reducir la contaminación ambiental y el tráfico de la ciudad. Creación de espacios verdes y jardines urbanos para absorber las emisiones de CO₂ y aislar térmicamente los edificios.

La clasificación de ciudades sostenibles del mundo sitúa a Londres en primer lugar, mientras que Estocolmo y Edimburgo completan el podio. Singapur, Vienna, Zúrich, Múnich, Oslo, Hong Kong y Frankfurt también se encuentran entre los diez primeros. La primera ciudad del continente americano es Nueva York (en el puesto 14).

En la clasificación por categorías, Edimburgo ocupa el primer lugar en términos de bienestar social, seguida de Londres y París. En cuanto a los aspectos medioambientales, Estocolmo mira a todos por encima del hombro, y Fráncfort y Zúrich le siguen de cerca. Singapur es el país con mayor bienestar económico, seguido de cerca por Londres y Hong Kong.

Edición Economía sostenible

A propósito

Cuestiones meteorológicas y medioambientales

Últimas noticias

El tiempo en España

El tiempo de mañana en tu ciudad, con actualizaciones minuto a minuto.