Los anticuerpos «enloquecidos» son la respuesta a los casos graves de Covid incluso entre personas vacunadas

Un estudio en el que participaron varios hospitales de Italia da una explicación de por qué incluso quienes han recibido el suero pueden acabar en cuidados intensivos. El resultado también ayuda a identificar a las personas en riesgo

¿Por qué algunas personas vacunadas contra el Covid desarrollan efectos graves de la enfermedad, como la neumonía, que a veces les lleva a ser ingresados en cuidados intensivos? Un enigma que no ha podido ser respondido.

Al menos hasta hoy. Según el estudio realizado por un equipo internacional en el que también participaron varios hospitales italianos, la culpa la tienen ciertos anticuerpos «enloquecidos» (autoanticuerpos), ya presentes antes de la infección y la vacunación, que debilitan la respuesta inmunitaria innata contra el virus.

La investigación, publicada en Science Immunology por un equipo internacional en el que participan el Asst Spedali Civili de Brescia, el Irccs Policlinico San Matteo de Pavía, el Irccs Ospedale Bambino Gesù de Roma y la Universidad de Roma Tor Vergata, explica que todo esto ocurre a pesar de que los pacientes habían desarrollado anticuerpos anti-Covid tras la vacunación.

«Es la primera vez que explicamos por qué algunos vacunados acaban en cuidados intensivos», comenta el genetista Giuseppe Novelli, de la Universidad de Roma Tor Vergata, uno de los autores del estudio. «El resultado obtenido confirma y amplía nuestros estudios anteriores, que habían demostrado la presencia de autoanticuerpos capaces de neutralizar altas concentraciones de interferón tipo I en al menos el 10% de las personas no vacunadas con neumonía crítica Covid-19».

Anticuerpos «enloquecidos» en los vacunados

Ahora, estos anticuerpos enloquecidos también se han encontrado en individuos vacunados: la confirmación se obtuvo al estudiar una muestra de 48 pacientes (de entre 20 y 86 años) que habían recibido dos dosis de la vacuna de ARNm contra el virus SarsCoV2 y que, a pesar de ello, habían contraído la infección, que provocó una neumonía grave, entre dos semanas y cuatro meses después. En cada uno de ellos, los investigadores midieron la presencia de autoanticuerpos contra el interferón (Ifn), los niveles de anticuerpos contra el Covid desarrollados como resultado de la vacuna y su capacidad para neutralizar el virus.

Los resultados indican que casi todos los pacientes (42 de 48) habían desarrollado regularmente anticuerpos contra el Covid-19 gracias a la vacunación: 10 de ellos, sin embargo, aunque habían producido anticuerpos capaces de neutralizar el virus SarsCoV2 (como demostraron los experimentos en tubos de ensayo), también tenían autoanticuerpos contra el interferón, suficientes para debilitar sus defensas.

Por lo tanto, la presencia de autoanticuerpos anti-Ifn subyace a un defecto de respuesta en la inmunidad intrínseca que realmente superó la inmunidad adaptativa normal inducida por la vacunación», señala Novelli. «Estos datos, combinados con los de estudios anteriores, sugieren por tanto la necesidad de estudiar la presencia de autoanticuerpos anti-Ifn para identificar a los individuos con alto riesgo de padecer la enfermedad de Covid-19.»

Fuente: Ansa Italia

Edición Salud

A propósito

Cuestiones meteorológicas y medioambientales

Últimas noticias

El tiempo en España

El tiempo de mañana en tu ciudad, con actualizaciones minuto a minuto.